Tocados de los años 50

Qué mejor manera de volver a esos maravillosos años  que estamos acostumbrados a ver en películas, que utilizando alguno de esos increíbles tocados años 50 de la época. Podemos encontrarlos de tantos tipos, materiales y colores diferentes que no es de extrañar que no sepamos por cual decidirnos. Entre algunos de los materiales más comunes de la época podemos ver multitud de telas de raso de diferentes colores, hilos con brillos dorados o plateados y todo tipo abalorios brillantes.

Estamos acostumbradas a ver los tocados en bodas, pues son muy comunes en las madrinas, aunque cada vez más los vemos en las invitadas y la verdad es que nos encantan. Consiguen cambiar totalmente nuestro look y si lo combinamos adecuadamente, crean una armonía perfecta de pies a cabeza. Ahora los reservamos para estos eventos u otras ocasiones especiales, es decir, nos los ponemos en contadas ocasiones, sin embargo, en su momento de mayor auge se empleaban a diario. La moda requería de una mayor elegancia y no se concebía que la mujer saliese a la calle sin sus guantes y sin su tocado.
Los tocados de los años 50 suelen ser algo más grandes, llegando incluso a ser en algunas ocasiones como pequeños sombreros que se ponían justo en la coronilla o bien ladeados. Por esta época la mujer desarrolló su lado más sensual y femenino y fue un momento determinante que marcó sin duda el mundo de la moda. Se trata de un estilo de lo más vintage que consigue realzar la figura de la mujer y el uso de los diferentes complementos consiguen convertir a la mujer en todo un hito de la moda.

Para eventos como comuniones también están alcanzando cierta popularidad y la verdad es que son muy favorecedores. Puede que algunos tocados solo busquen llamar la atención, pero no todos son así, según tus gustos y tu forma de ser, elegirás uno u otro. Los más elegantes siempre son los negros o colores pastel con detalles brillantes o bien pequeños adornos a base de plumas o flores. Otra forma de tocado que está muy de moda es la de corona baja, consiste es una especie de diadema colocada a modo de corona y que suele estar adornada con rejilla, plumas o tejidos del tipo de encajes o bordados dorados, plateados o color burdeos.
Utilicemos el tocado que utilicemos debemos escoger un peinado apropiado para lucir tocados y es recomendable realizar algunas pruebas antes del día que lo luciremos, de esta forma podremos saber con toda seguridad en que zona de la cabeza nos favorece más y sabremos también si es apropiado para nuestra estatura. Puede que nos cueste encontrar aquél que mejor se adapte a nuestro look pero tampoco tienes por qué obsesionarte por encontrar un tocado del color exacto de la ropa, sino que también puedes utilizar colores neutros como el crema, rosa o beige, de hecho, muchos tocados puedes personalizarlos y añadirles detalles como lazos, rejilla, flores o adornos enjoyados de los colores que quieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario